¿Es el impuesto de incendios inconstitucional?

Ediciones anteriores de La Realidad del Presupuesto de California analizaron si la propuesta de aumento de impuestos del gobernador beneficiaría la educación básica y la educación superior.

Esta edición se enfoca en la financiación presupuestaria de una de las responsabilidades más importantes del gobierno estatal - la protección contra incendios.

El recién aprobado impuesto de fuego de $150 se aplicará a los residentes que viven en las áreas conocidas como "Responsabilidad del Estado" para financiar el programa CalFire. La adopción de este nuevo impuesto ha sido una decisión polémica, tanto política como legalmente. El resultado del debate político y los esperados desafíos legales podría afectar significativamente el presupuesto de 2012-13.

Considere que:

  •   El proyecto de ley AB 29x requiere que los dueños de casa en áreas de "Responsabilidad del Estado" paguen un impuesto de incendios de $150 al año sin recibir ningún tipo de protección contra incendios adicional.
  •   El impuesto de incendios viola la proposición 26, que exige que cualquier nueva tarifa o impuestos que en términos generales beneficie al público, debe ser aprobado por una votación de dos tercios de la legislatura. El proyecto de ley AB 29x fue aprobado con un voto de mayoría.
  •   El presupuesto 2011-12 incluye $50 millones en nuevos gastos fiscales para incendios y el gobernador propone $48 millones para el 2012-13. Durante el mismo período, los gastos básicos del fondo general se han reducido en $191 millones de dólares, lo que requiere la reducción en equipos de tripulaciones de motores y  tractores de tierra, como reducciones en el personal de la cuenca de Tahoe y las capacidades de ataque aéreo. Cualquier ingreso recaudado por el impuesto de fuego no es para apoyar estas reducciones.
  •   La dependencia del gobernador de hasta $88 millones del impuesto ilegal podría crear un hoyo adicional en el presupuesto 2012-13. Por ejemplo, la junta de ecualización recientemente estimó que los ingresos del impuesto de fuego podrían ser $67 millones. Esta incertidumbre ejercerá presión adicional para el presupuesto del próximo año. El estado ya ha tomado $50 millones de dólares del fondo general en el 2011-12 para compensar los impuestos de incendio no recaudados.

Nuevo Impuesto de Fuego de $150 Aprobado en el Presupuesto 2011-12

El año pasado, la legislatura aprobó como parte del presupuesto 2011-12 un nuevo "impuesto de incendio" a los residentes que viven en las áreas de "Responsabilidad del Estado". (Proyecto de Ley AB 29x, Capítulo 8, 1er  estatutos extraordinarios de 2011).

A través de California, hay aproximadamente 31 millones de acres de tierra en las áreas de "Responsabilidad del Estado", que abarcan principalmente las regiones rurales y poco pobladas del estado. Se estima que los propietarios de aproximadamente 800.000 hogares tendrán que pagar este nuevo impuesto de incendios en el futuro.

Aprobado por la legislatura, el impuesto de incendio fue limitado a un máximo de $150 por estructura. En noviembre, la junta forestal impuso un impuesto de incendio revisado de $150 por estructura habitable dentro de un área de "Responsabilidad del Estado". Los propietarios recibirán un descuento de $35 si la estructura se encuentra dentro de los límites de una agencia local que ofrece servicios de protección contra incendios.

Los defensores del impuesto de incendios argumentaron que este plan era necesario para proteger el dinero del fondo general para la protección contra incendios en las áreas de "Responsabilidad del Estado". Pero en práctica, el presupuesto de 2011-12 utiliza el impuesto de incendio como una fuente de ingresos para pagar una parte del presupuesto de CalFire. Esto ha permitido que la legislatura redirija dólares del fondo general a otras prioridades, como la financiación de las prestaciones adicionales para los beneficiarios del bienestar de largo plazo. El impuesto de fuego no da ninguna protección contra el fuego adicional para los residentes que viven en las áreas de "Responsabilidad del Estado".

También se ha argumentado que el nuevo impuesto estatal de incendio resulta  en doble imposición de impuestos para los propietarios de viviendas en las zonas afectadas, como muchos ya pagan impuestos locales evaluados para servicios de protección contra incendios.

Impuesto de Fuego Probablemente Viola la Proposición 26

Cuando la legislatura votó a favor de imponer un impuesto de incendios nuevo, lo hicieron con las provisiones de la proposición 25, que permite que el presupuesto sea aprobado por un voto de  mayoría. La proposición 25 también permite que los llamados "proyectos de ley adjuntos" del presupuesto, que también deben ser aprobados con un voto mayoritario. Proyectos de ley adjuntos son los cambios de póliza necesarios para la ejecución del presupuesto.

Defensores de los contribuyentes y los legisladores republicanos han argumentado que la aprobación del impuesto de fuego por un voto mayoritario puede violar otra provisión de la constitución del estado que también fue sancionada por los votantes en las elecciones de 2010.

La proposición 26 requiere que toda nueva tarifa o impuesto que beneficia al público debe recibir un voto de dos tercios de la legislatura para ser aprobado. Como el impuesto de fuego está siendo utilizado para actividades que actualmente están financiados por el fondo general, los expertos legales han argumentado que su aprobación por un voto mayoritario de la asamblea legislativa viola la proposición 26. Defensores de los contribuyentes se han comprometido a cuestionar la constitucionalidad del impuesto de incendios en los tribunales.

El Presupuesto de 2012-13 Confía en Un Aumento de Impuesto Potencialmente Ilegal

Una vez completamente aprobado, el departamento de financiación del gobernador prevé que el impuesto de incendios va a generar $50 millones en ingresos en el año fiscal 2011-12 y $88 millones en el 2012-13.

Debido a la controversia que rodea el impuesto de incendios, el estado no ha podido colectar el impuesto este año fiscal. Esto ha obligado a la administración de Brown tomar un préstamo de $50 millones del fondo general en espera de recibir estos ingresos de impuesto de incendios todavía no cobrados. Con toda probabilidad, el impuesto de fuego para el 2011-12 y el 2012-13 serán colectados en el año 2012, con lo que el costo enorme de un año para los propietarios por una estructura será $300.

Pero la perspectiva de una demanda de parte de los defensores de los contribuyentes pone esta fuente de ingresos en riesgo, tanto en el año 2011-12 y el próximo presupuesto 2012-13. Al depender en el impuesto de incendios para generar $88 millones en nuevos ingresos para el presupuesto 2012-13 que puede que nunca se materialicen, esto podría crear un hoyo adicional en el presupuesto del gobernador.